Blog

Chiloé en familia: un imperdible del sur de Chile

Chiloé en familia: un imperdible del sur de Chile

Chiloé es de esos lugares que te cautivan apenas llegas a él, tanto por su entorno natural como por sus tradiciones y arquitectura.
Ir con niños  es mágico, una aventura imperdible que parte con el cruce a través del canal de Chacao, ahí empieza todo el encanto del viaje.
Para que el viaje sea agradable para todos, les dejo algunos imperdibles y tips para conocer esta maravillosa isla.

Recomiendo alojar en Castro ya que es un lugar central desde donde se podrán iniciar diferentes paseos. Una vez en Castro un imperdible es conocer los palafito de Gamboa, pueden almorzar o incluso alojar en alguno de ellos para tener la experiencia de conocerlos puertas adentro.

Foto: Blanca Ugarte. Palafitos de Gamboa
Foto: María José Leturia. Iglesia San Francisco, Plaza de Armas de Castro.

Paseos:

1. Muelle de las Almas:
Este paseo es una maravilla de principio a fin. Se camina entremedio de vegetación y lomas con vista a los acantilados que dan al Océano Pacífico para llegar finalmente al muelle que es una obra escultórica que da sentido a una leyenda chilota.
La caminata dura alrededor de 1hora y media ida y vuelta a paso lento. No presenta mayor dificultad, siendo un paseo familiar.
Queda en Cucao, el valor de la entrada es de $1.500 y se paga estacionamiento. Recomiendo ir muy temprano y evitar fines de semana para no toparse con aglomeraciones de personas.

Foto: Blanca Ugarte

2. Parque Nacional Chiloe:
Es un parque ubicado en la costa del Pacífico de Chiloé. Nosotros visitamos el sector Chanquín, que queda en Cucao. Acá te podrás internar y conocer la exuberante selva Valdiviana, con preciosas vistas al lago Cucao.
Foto: María José Leturia
Acá también se puede hacer el sendero dunas de la costa, caminata que te lleva bordeando la playa del Océano Pacífico.
Este sector presenta senderos de baja dificultad aptos para toda la familia. Son tramos cortos, de 45 minutos aprox.
Queda en Cucao, se paga entrada $2.500 adulto, $1.500 menores de 12 años. Se puede acampar y hay cafetería al interior .

Foto: Blanca Ugarte
Foto: María José Leturia. Nalcas en Parque Nacional Chiloé.

3. Pingüineras de Puñihuil:
En pleno Océano Pacífico encontramos tres islotes que albergan una gran diversidad de fauna, destacando los pingüinos de Magallanes y Humboldt. Para verlos en su entorno natural, te puedes acercar en lancha navegando alrededor de los islotes.
Las pingüineras quedan en Ancud. Recomiendo ir en la mañana cuando los pingüinos aún están en los islotes y no han salido en búsqueda de su alimento.
El paseo vale alrededor de $7.000 por persona y dura 30 minutos aprox. Antes de ir aconsejo llamar al servicio de lanchas para reservar, ya que es algo muy turístico y para asegurarse de que se puede salir a navegar por el estado tiempo.
Después de este paseo, pueden recorrer la playa que es muy linda o seguir hacia Pumillahue en donde podrán almorzar en "La ballena azul".

Foto: Blanca Ugarte

4. Dalcahue:
Este es un pueblo muy representativo de Chiloé, tiene la plaza de armas con su iglesia patrimonial y la feria artesanal en donde podrán encontrar los productos chilotes más lindos, desde cestería hasta tejidos. También es famosa la cocinería de Dalcahue, en donde se puede almorzar deliciosamente con vista al canal de Dalcahue.
Recomiendo ir el domingo que es cuando el pueblo tiene mayor movimiento y la feria tiene más puestos abiertos.
Desde acá se puede tomar un transbordador que dura 5 minutos hacia la isla de Quinchao. Es una isla con paisajes preciosos y hay varios miradores para contemplarlos. Acá se pueden conocer Achao, Quinchao y Curaco de Velez, pueblos de pescadores en donde es común ver coloridos botes, así como humedales que albergan diferentes tipos de aves en donde destaca el cisne de cuello negro. Por otra parte es un imperdible visitar las iglesias que son patrimonio de la humanidad, en particular las de Achao y Quinchao.
Foto: Balnca Ugarte
Foto: María José Leturia. Plaza de Achao, Isla de Quinchao.

5. Iglesias:
Chiloé tiene un conjunto de Iglesias que pertenecen al  Patrimonio de la Humanidad y que son un verdadero tesoro; hay una en cada pueblo pero a mi las que más me cautivaron fueron las de Achao y Quinchao por su ornamentación tan simple pero a la vez detallista, pulcra y alegre que datan alrededor del siglo XVIII,  época de las misiones jesuitas.
Foto: Blanca Ugarte. Iglesia Santa María de Loreto, Achao. Patrimonio de la Humanidad.

Foto: Blanca Ugarte

Si se va a Chiloé hay que tener presente que en un solo día te pueden tocar las cuatro estaciones juntas, por lo tanto deben ir preparados tanto para la lluvia como para el calor, para esto recomiendo siempre tener en el auto ropa de recambio por si se mojan en caso de lluvia y traje de baño por si hace calor y se quieren bañar en alguna playa.

Ir a Chiloé vale la pena completamente, es una zona que tiene atractivos para todos los gustos y que te sorprende en cada momento  desde sus amaneceres nubosos, pasando por su gente, tradiciones, Iglesias, paisajes, hasta el simple hecho de navegar de isla en isla para poder conocerla de principio a fin.

Blanca Ugarte V.
@trekking_y_paseos_con_ninos